La participación de nuestros estudiantes en todas y cada una de las actividades; más que el impulso que puedan darle algunos docentes identificados con la importancia de cumplir con los principios éticos de la profesión, constituye un importante elemento para quienes hacen vida en una institución educativa.

Las nuevas ideas y proyectos deben dejar de ser simples comentarios de pasillo e iniciativas aisladas, para convertirse en serios asuntos sabiamente orientados por quienes cuentan con el tiempo a su favor y la experiencia en cada área. Es hora de fundir nuestros sueños, anhelos y esperanzas estudiantiles en un torbellino de ideas, comentarios y discusiones para que se conviertan en realidad que beneficie a toda la comunidad estudiantil, sin protagonismos egoístas.

Existe un nutrido grupo de estudiantes altamente sensibilizados con la institución educativa en la que cursan estudios. Muchos de ellos se han dado cuenta de que son la razón de ser de esta, y de que son una parte vital de la misma; situación que nos debe llenar de orgullo, porque ellos serán en el futuro, las generaciones de profesionales de relevo en cada una de las especialidades ofrecidas por medio de las carreras acreditadas.

Las explosiones creativas, planteamientos serios, las posibles formas de acción que puedan ser tomadas para volver a ocupar un  lugar de excelencia, es una de las metas que se han propuesto algunos de nuestros estudiantes, quienes de una u otra forma han navegado sin rumbo fijo y en forma aislada, para conseguir medianamente sus objetivos.
Ante esta avalancha de nuevas ideas, se deben abrir los espacios para recibir de manera entusiasta todas estas posibles formas de acción, con el fin de canalizarlas, y con la aprobación debida de las autoridades educativas, llevarlas a cabo para un bienestar común, por medio de los proyectos de investigación y desarrollo.

Toda iniciativa, toda empresa, toda actividad, todo trabajo debe contar con un buen líder; y lo que se espera en el futuro es orientar a estos jóvenes líderes estudiantiles para que desarrollen todos sus conocimientos, destrezas y habilidades conjuntamente con sus compañeros y compañeras, trabajando en equipo, para cristalizar sus sueños y esperanzas de ser lo mejor de lo mejor en la educación actual y en su futura vida profesional. Es hora de aplicar aquello de que: “TRABAJO EN EQUIPO, TRIUNFO SEGURO”.

Esperamos contar; como ya lo estamos haciendo, con la visita de jóvenes estudiantes, entusiastas emprendedores, para crear juntos y desarrollar importantes programas que nos permitan fijar un buen rumbo para navegar por aguas tranquilas que nos permitan llegar a puerto seguro.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *